peeling químico explicamos

Luzca una piel fresca, nueva y suave con un peeling químico

Peeling Químico Explicamos Ocean Clinic Marbella Málaga

El peeling le permite quitarse años de encima sin necesidad de una cirugía invasiva.

Si su piel empieza a mostrar los signos de la edad, usted puede pensar que su única opción es un lifting facial. Sin embargo, debería considerar un peeling profundo antes de realizarse una cirugía. Los peelings pueden tratar de manera efectiva las arrugas y líneas profundas. Además, pueden mejorar la apariencia de la pigmentación de la piel, las cicatrices y las marcas. No solo el peeling es menos invasivo que el lifting facial, sino también más barato. Pida una consulta en Ocean Clinic Marbella para ver si un peeling químico puede lograr el resultado que busca.

¿Qué es un peeling?

Un peeling químico es una técnica que hace resurgir la piel quitando las capas viejas para dar paso a las nuevas células. El proceso es similar a cuando las serpientes mudan su piel y tienen una nueva y radiante. Los peelings pueden ser de diferente fuerza y tipo, desde los más “superficiales”, que solo quitan la capa más superficial de la piel, hasta los “más profundos”, que penetran en la piel y actúan en las arrugas más profundas.

¿Cómo funciona?

Una solución química, que contiene ácidos hidróxidos alfa, ácido tricloroacético o fenólico se aplica en la piel; esta la absorbe y la solución reacciona con la epidermis, rompiéndola de una manera controlada. La concentración y los ingredientes de la solución determinan el peeling “profundo” o el número de capas eliminadas. El paciente, en casa, se prepara la piel para el tratamiento con una crema especial que se aplica durante 4-6 semanas antes.

¿Qué zonas /problemas se tratan?

El peeling se puede aplicar en toda la cara o en una zona determinada. Se puede usar para tratar:

  • La piel dañada por el sol.
  • Las arrugas alrededor de la boca, incluyendo el conocido “código de barras”.
  • Las patas de gallo.
  • Las arrugas finas de los párpados.
  • Keratosis pilaris o “piel de gallina”.
  • Cicatrices de acné.
  • Manchas de la edad.
  • Decoloración.
  • Algunos tumores cutáneos precancerígenos.

Las características de su piel, como el color, el grosor y la textura pueden influenciar a la hora de saber si usted es un buen candidato para el peeling químico.

¿Duele?

En el peeling suave o medio se aplica una crema anestésica sobre la piel, pero los pacientes sienten una ligera quemadura mientras se hace el tratamiento. En el peeling profundo se necesita una anestesia o sedación y que el paciente se quede en la clínica 24 horas. Después sentirá molestias que se pueden controlar con medicación.

¿Cuánto dura la recuperación?

El peeling facial es un tratamiento no quirúrgico, mínimamente invasivo que no necesita ingreso, excepto el peeling fenólico (profundo). Un peeling completo dura una hora; un procedimiento más específico (como eliminar las arrugas sobre el labio) dura media hora. Después del peeling profundo se pone una mascarilla, que protege la piel mientras se regenera, durante una semana, así que se recomienda no trabajar durante ese periodo. El peeling suave o medio solo necesita la aplicación de cremas diarias durante un mes, pelándose la piel durante 6-8 días.

¿Cuándo veo los resultados?

Aunque la piel puede parecer muy roja, los resultados son visibles inmediatamente después de mudar la piel; ésta parece más suave y sin arrugas. Cuando las rojeces desaparezcan a las 6-8 semanas, verá una piel radiante, sin manchas y suave. Puede maquillarse una vez que se retire la mascarilla (una semana después) y puede tomar el sol siempre con protección alta (50 o más).

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Estos procedimientos son normalmente seguros cuando se realizan por un cirujano plástico; sin embargo, cierto tipo de piel presenta contraindicaciones, así que una consulta previa es esencial. Los riesgos pueden ser cambios de color de piel inesperado o manchas, infección, reacción alérgica y cicatrices. Además, un peeling químico puede desencadenar una erupción en pacientes propensos a tener herpes.