Envejecimiento Facial

El antienvejecimiento, un proceso en tres dimensiones

Para lograr resultados óptimos del injerto de grasa para el rejuvenecimiento facial, se debe considerar el envejecimiento tridimensional. El Doctor Kai Kaye y la Doctora Gabriela Casabona hablan sobre ello.

Cuando el rostro comienza a perder tanto hueso como tejido blando, deja la piel con menos ‘volumen’ y da un contorno facial más cóncavo, con menor proyección y piel flácida. Los pliegues a ambos lados de la nariz (pliegues nasolabiales) se profundizan, se forman surcos en el área media de la mejilla y el rostro comienza a tener una apariencia más vieja y cansada.

El rejuvenecimiento facial mediante injerto de grasa es ampliamente utilizado, ya sea solo o en combinación con otras técnicas. Muchas técnicas se han desarrollado para la optimización del rejuvenecimiento facial con injerto de grasa trabajando en las múltiples capas de los compartimentos grasos; tanto grasa superficial como profunda. La forma en que se contornea el rostro individual depende de estos compartimentos grasos que cambian con el transcurso del proceso de envejecimiento. Cada persona envejece de manera diferente, aunque hay patrones, pero el análisis de los cambios faciales únicos debe llevarse a cabo para evitar un resultado genérico del procedimiento de rejuvenecimiento.

Este artículo describe el enfoque algorítmico del Dr. Kai Kaye y la Dra. Gabriela Casabona basado en áreas que tiene en cuenta el tipo de grasa, las capas que necesitan mejorar y el efecto general deseado o las expectativas del paciente. El enfoque abarca seis áreas principales de tratamiento:

Figura 1 (A) Sienes Antes, (B) después. Inyectado con micrograsa, intramuscular y pre-fascial, 12 cc por lado. Marbella Ocean Clinic

Figura 1 (A) Sienes Antes, (B) después. Inyectado con micrograsa, intramuscular y pre-fascial, 12 cc por lado

Área 1: Sienes

La deflación de las sienes (una de las primeras áreas a envejecer), debido a una pérdida de volumen en los compartimentos de grasa, lleva a la frente y la región lateral de la cara a caer, así como desarrollar una apariencia hueca a las propias sienes.

Nuestro objetivo es restaurar el volumen, volver a contornear el área afectada, además de restaurar la proyección y proporcionar apoyo a la frente exterior y la mejilla.

Para lograr el rejuvenecimiento de la piel aplicamos lo siguiente:

  • Tipo de grasa: micrograsas y nanograsas
  • Capa inyectada: micro grasa a la capa profunda de la sien posterior (detrás de la línea del pelo), los compartimentos profundos e intramuscular en la sien anterior. Nanograsa a los compartimentos superficiales.
  • Efecto estético: elevación y volumen de la ceja lateral, elevación de la sien lateral inferior/región orbital lateral.

Área 2: Cara media/malar (mejilla - lado de la cabeza)

La deflación de las zonas medias faciales/malares se produce bastante temprano en el proceso de envejecimiento. La pérdida de volumen, combinada con la pérdida progresiva de apoyo óseo por el borde orbital inferior, conduce rápidamente a una falta de apoyo del párpado inferior. A menudo, incluso los pacientes jóvenes se quejan de tener una mirada “cansada”. Volver a dar volumen a la zona periocular y mejorar el soporte del párpado inferior es uno de los objetivos principales, así como dar contorno al hueso cigomático para aumentar la proyección y lograr el levantamiento hacia la cara lateral.

  • Tipo de grasa: micrograsa
  • Capa inyectada: compartimentos profundos de la mejilla anterior y lateral, y zona de grasa periocular.
  • Efecto estético: mejor contorno de la mejilla/malar y transición suave hacia la parte inferior del rostro, párpado inferior menos hundido y hueco con volumen para dar un aspecto más ‘descansado’.

Área 3: Ángulo mandibular/gonial

Las mandíbulas no sólo definen el marco de un aspecto masculino en los hombres, sino que también proporcionan soporte de tensión tipo puntal para la piel facial superpuesta en ambos sexos. Una mandíbula subproyectada reduce este soporte y conduce a la formación temprana de mandíbulas. Esta pérdida de proyección puede comenzar en cualquiera de los sexos a partir de los 25 años, por lo que se considera como un procedimiento preventivo antienvejecimiento a partir de ese momento.

Figura 2 (A) Perioral antes, y (B) después. SNIF intradérmica inyección de nanograsa perioral 5 cc total, micrograsa labios superiores/inferiores 2 ml cada uno, pliegue marioneta de 2 cc, surco nasolabial de 3 cc por lado. Marbella Ocean Clinic

Figura 2 (A) Perioral antes, y (B) después. SNIF intradérmica inyección de nanograsa perioral 5 cc total, micrograsa labios superiores/inferiores 2 ml cada uno, pliegue marioneta de 2 cc, surco nasolabial de 3 cc por lado

  • Tipo de grasa: micrograsa
  • Capa inyectada: profunda hasta la parte superior del hueso.
  • Efecto estético: mejora de la definición y del contorno de la mandíbula. Mejor proyección posterior del ángulo gonial y proyección anterior del mentón para aumentar la proyección de la mandíbula, mejorando así el ángulo cervicomental del cuello, y proporcionando un efecto de elevación al cuello anterior.

Área 4: Cejas/Periorbital

La ceja y el área periorbital forman una unidad estética que debe abordarse simultáneamente, ya que su conexión visual define el marco de cualquier ojo hermoso.

El descenso progresivo de la ceja causado por la laxitud de la piel de la frente, combinado con la deflación del TECHO, durante el proceso de envejecimiento da un párpado superior pesado y los pacientes a menudo se quejan de verse “tristes”. La atrofia de la parte superficial del área subyacente al pliegue del párpado conduce a un aumento de la altura visible del párpado superior. La atrofia de la almohadilla grasa periocular relacionada con la edad aumenta la longitud visible del párpado inferior y profundiza la unión párpado- mejilla, y la exposición posterior de las estructuras subyacentes como los compartimentos grasos y los ligamentos cantales da lugar a la esqueletización del área infraorbital.

El volumen de la plenitud lateral de la ceja y la re-proyección de la forma de la ceja son objetivos clave en el tratamiento de esta zona; así como la reducción de la altura del párpado superior, la corrección de la esqueletización del párpado inferior y el tratamiento de las ojeras.

  • Tipo de grasa: micrograsas y nanograsas
  • Capa inyectada: capas de la ceja y de la frente profunda; micrograsa en el periostio, párpado superior, micrograsa en el área del pliegue del párpado y nanograsa en el pliegue superficial del párpado superior. Párpado inferior; micrograsa debajo del músculo orbicularis oculi y nanograsa sobre el orbicularis oculi para lograr el rejuvenecimiento dérmico mediante un efecto SVF.
  • Efecto estético: mejora del contorno de la ceja, restauración de la plenitud lateral con elevación de la ceja, corrección del efecto esquelético, altura de los párpados, unión párpado/ mejilla y círculos oscuros.

Área 5: Perioral/labios

De la misma manera que el área periorbital no debe abordarse separadamente de la ceja; el área perioral forma una unidad estética igualmente fuerte con los labios. Estructuras como el filtrum, línea alba y el bermellón sostienen el labio y definen su forma juvenil.

Figura 3 (A) Panfacial antes, y (B) después. Micrograsa mentón 7 cc total, mandibular 8 cc, ángulo gonial 6 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtrum/supraoral 6 cc, malar 6 cc, infraorbital 2 cc, cejas lat 2 cc, sienes 6 cc por lado. Marbella Ocean Clinic

Figura 3 (A) Panfacial antes, y (B) después. Micrograsa mentón 7 cc total, mandibular 8 cc, ángulo gonial 6 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtrum/supraoral 6 cc, malar 6 cc, infraorbital 2 cc, cejas lat 2 cc, sienes 6 cc por lado

A partir de los veinte el hueso maxilar comienza a perder proyección. Con el avance del proceso de envejecimiento, los compartimentos de grasa sub-musculares profundos también pierden volumen resultando en una pérdida de soporte para las estructuras anatómicas mencionadas anteriormente.

El labio se vuelve más recto, perdiendo la forma del arco cupido, y se invierte. En casos de deflación grave y pérdida de volumen en la capa subcutánea, el paciente a menudo se queja de las líneas de “código de barras” en el labio superior. La restauración del soporte y la recreación de una forma juvenil es el objetivo principal en esta área, así como la restauración conservadora del volumen y la corrección de las arrugas dérmicas.

  • Tipo de grasa: micrograsas y nanograsas
  • Capa inyectada: micro grasa en los compartimentos profundos perioral/filtro y labios intramusculares. Nanograsa en línea alba, capas subdérmicas superficiales del labio superior.
  • Efecto estético: mejor contorno del labio y proporciones, eversión del labio, piel más suave y arrugas reducidas alrededor de la boca.

Área 6: Piriformis fossa/nasolabial/deep cheeks

El pliegue nasolabial (los pliegues que van desde ambos lados de la nariz hasta los labios) fue una de las primeras regiones para la restauración del volumen con rellenos inyectables.

Figura 4 (A) Transgénero panfacial antes, y (B) después. Micrograsa frente 7 cc, barbilla 4 cc total, mandibular 10 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtrum/supraoral 4 cc, malar 8 cc, infraorbital 3 cc, cejas lat 4 cc, sienes 8 cc por lado. Marbella Ocean Clinic

Figura 4 (A) Transgénero panfacial antes, y (B) después. Micrograsa frente 7 cc, barbilla 4 cc total, mandibular 10 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtrum/supraoral 4 cc, malar 8 cc, infraorbital 3 cc, cejas lat 4 cc, sienes 8 cc por lado

En ese momento, la anatomía de los compartimentos grasos profundos y superficiales del rostro aún no se había explorado completamente, por lo que los tratamientos con inyectables se concentraron en el relleno lineal a lo largo de este pliegue. La formación de este pliegue y su posterior profundización durante el proceso de envejecimiento es el resultado de una pérdida de volumen de tejido blando y de proyección ósea no sólo a lo largo de la propia línea, sino en todas las áreas adyacentes. Por lo tanto, todos deben tratarse como una unidad.

El ensanchamiento de la fosa piriforme (parte del área de la faringe) debido a la resorción ósea de los maxilares (huesos a ambos lados, por encima y por debajo de la nariz) conduce a una rotación interna y depresión de los tejidos blandos de ambos lados de la nariz, así como a una pérdida de apoyo del labio superior y la base nasal. Posteriormente, el apoyo a los compartimentos laterales profundos de la mejilla se reduce, lo que conduce a la deflación de los compartimentos de grasa de la mejilla profunda y una mejilla caída hacia abajo/interior, mejorando así aún más el desarrollo del pliegue.

Los pacientes a menudo se quejan de una mirada ‘triste’ o ‘envejecida’, y el objetivo en esta área es la restauración de una transición suave entre la mejilla y el área perioral.

  • Tipo de grasa: micrograsa
  • Capa inyectada: fosa piriforme, compartimentos de grasa de la mejilla profunda periosteal - profunda, espina nasal/filtro periosteal/ submuscular bajo orbicularis oris
  • Efecto estético: Transición suave entre el área perioral y la mejilla con volumen. Re-proyección y eversión del labio con corrección de la sonrisa gomosa, además de apoyo mejorado de la base nasal.
Figura 5 (A) mejilla/malar antes, y (B) después. Micrograsa frente 10 cc, mandibular 5 cc, barbilla 4 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtro/supraoral 4 cc, malar 6 cc, infraorbital 3 cc, frente lateral 2 cc, sienes 8 cc por lado. Marbella Ocean Clinic

Figura 5 (A) mejilla/malar antes, y (B) después. Micrograsa frente 10 cc, mandibular 5 cc, barbilla 4 cc, labios superiores/inferiores 2 cc cada uno, filtro/supraoral 4 cc, malar 6 cc, infraorbital 3 cc, frente lateral 2 cc, sienes 8 cc por lado

Aplicación / Seguridad

Como el éxito de cualquier procedimiento de injerto de grasa depende de una variedad de factores, especialmente del manejo cuidadoso y la distribución uniforme de las alícuotas de grasa, el cirujano debe tener suficiente experiencia con enfoques de zona única y volumen pequeño antes de realizar tratamientos pan-faciales de gran volumen para evitar el efecto multiplicador de complicaciones.

Figura 6 (A) Periorbital antes, y (B) después. Micrograsa, 4 cc infraorbital, 3 cc ceja lateral. Marbella Ocean Clinic

Figura 6 (A) Periorbital antes, y (B) después. Micrograsa, 4 cc infraorbital, 3 cc ceja lateral

Para evitar las inyecciones intravasculares, la inyección debe realizarse con un movimiento retrógrado de la cánula y el inyector debe evitar ejercer cierta presión sobre el émbolo. La anatomía vascular debe visualizarse antes de las inyecciones y las vías de inyección deben ser perpendiculares a los vasos grandes, no paralelas, para minimizar la posibilidad de canulación vascular. En áreas con recipientes de gran diámetro en la superficie, la compresión digital del recipiente principal minimiza el caudal y el diámetro del recipiente.

Conclusión

El objetivo general del rejuvenecimiento pan-facial mediante la combinación de micro y nanograsas en un enfoque holístico y basado en la anatomía no es solo restaurar un rostro joven, sino también crear belleza a través de proporciones mejoradas y recrear el brillo natural que encontramos en la piel más joven, dando como resultado un verdadero concepto de regeneración tridimensional.

Figuras 1–6 © Dr Kaye, Ocean Clinic, Marbella.

Referencias:

  1. Hopping SB, Joshi AS, Tanna N, Janjanin S. Volumetric facelift: Evaluation of rhytidectomy with alloplastic augmentation. Ann Otol Rhinol Laryngol. 2010;119:174–180
  2. Coleman SR. Facial augmentation with structural fat grafting. Clin Plast Surg. 2006;33:567–577
  3. Xie Y, Zheng DN, Li QF, et al. An integrated fat grafting technique for cosmetic facial contouring. J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2010;63:270–276.
  4. Tonnard P, Verpaele A, Peeters G, Hamdi M, Cornelissen M, Declercq H. Nanofat grafting: Basic research and clinical applications. Plast Reconstr Surg. 2013 Oct;132(4):1017-26.
  5. Rohrich RJ, Pessa JE. The fat compartments of the face: Anatomy and clinical implications for cosmetic surgery. Plast Reconstr Surg. 2007;119:2219–2227; discussion 2228
  6. Rohrich RJ, Pessa JE. The anatomy and clinical implications of perioral submuscular fat. Plast Reconstr Surg. 2009;124:266–271
  7. Rohrich RJ, Arbique GM, Wong C, Brown S, Pessa JE. The anatomy of suborbicularis fat: Implications for periorbital rejuvenation. Plast Reconstr Surg. 2009; 124: 946–951
  8. Wan D, Amirlak B, Giessler P, et al. The differing adipocyte morphologies of deep versus superficial midfacial fat compartments: A cadaveric study. Plast Reconstr Surg. 2014;133:615e–622e
  9. O’Brien JX, Ashton MW, Rozen WM, Ross R, Mendelson BC. New perspectives on the surgical anatomy and nomenclature of the temporal region: Literature review and dissection study. Plast Reconstr Surg. 2013;132:461e–463e.
  10. Gierloff M, Stöhring C, Buder T, Gassling V, A.il Y, Wiltfang J. Aging changes of the midfacial fat compartments: A computed tomographic study. Plast Reconstr Surg. 2012;129:263–273
  11. Rohrich RJ, Pessa JE, Ristow B. The youthful cheek and the deep medial fat compartment. Plast Reconstr Surg. 2008;121:2107–2112.
  12. Stallworth CL, Wang TD. Fat grafting of the midface. Facial Plast Surg. 2010;26:369–375.
  13. Sadick NS, Manhas-Bhutani S, Krueger N. A novel approach to structural facial volume replacement. Aesthetic Plast Surg. 2013;37:266–276
  14. Kaye KO, Schaller HE, Jaminet P, Gonser P. The PAVE (peeling-assisted volume-enhancing) lift: A retrospective 6-year clinical analysis of a combined approach for facial rejuvenation.J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2016 Aug;69(8):1128-33
  15. Wang W, Xie Y, Huang RL, Zhou J, Tanja H, Zhao P, Cheng C, Zhou S, Pu LL, Li Q. Facial Contouring by Targeted Restoration of Facial Fat Compartment Volume: The Midface. Plast Reconstr Surg. 2017; 139(3): 563-572
  16. Shaw RB, Jr, Katzel EB, Koltz PF, et al. Aging of the facial skeleton: aesthetic implications and rejuvenation strategies. Plast Reconstr Surg. 2011;127(1):374–383
  17. Shaw RB, Jr, Katzel EB, Koltz PF, et al. Aging of the mandible and its aesthetic implications. Plast Reconstr Surg. 2010;125(1):332–342