¿Por qué el blanqueamiento dental puede dejarle una mala sensación en su boca?

¿Por qué el blanqueamiento dental puede dejarle una mala sensación en su boca?

No tiene que buscar mucho para encontrar una oferta especial para el blanqueamiento dental – muchas clínicas dentales en la Costa del Sol prometen dientes de color blanco nacarado a precios de ganga. Sin embargo, antes de que usted se gaste su dinero, vale la pena considerar si realmente es la mejor opción para usted.

El blanqueamiento dental tiene limitaciones, lo que cualquier buen dentista le diría es lo que va a leer en este artículo.

Entender por qué sus dientes están descoloridos

Puede haber numerosas razones por la que sus dientes no están tan blancos como a usted le gustaría que fueran. La primera es simple, su genética- los dientes tienen 28 tonos naturales, que van desde el amarillo mantequilla hasta el gris. Es extremadamente raro encontrar dientes naturales de color blanco puro; las sonrisas deslumbrantes que vemos en los anuncios de pasta de dientes y en las películas de Hollywood se producen usualmente artificialmente.

Entender por qué sus dientes están descoloridos

Mientras que el color de la base de su dientes está determinado genéticamente, su tono cambiará a lo largo de su vida debido a factores externos e internos. Las manchas en el esmalte (la superficie externa dura del diente) provienen del consumo de alimentos y bebidas con pigmentos vivos, como el vino tinto, el café y el curry. El tabaco también es uno de los principales culpables cuando se trata de decolorar el esmalte. Sin embargo, no todas las manchas son puramente superficiales; algunas vienen de dentro. Si ha habido daño interno en su diente, como caries profunda o un golpe en el diente, entonces puede decolorarse debido a la patología.

Además, con el tiempo, la dentina dentro de su diente puede comenzar a mostrarse de forma natural. La dentina es el tejido sensible que se encuentra justo debajo del esmalte y es más oscura y de color más amarillo. Si el esmalte de sus dientes se ha desgastado, debido a un traumatismo, exposición a ciertos medicamentos o caries, entonces esta capa puede hacerse visible. Además a medida que envejece, su dentina se oscurece, por lo que sus dientes pueden verse significativamente descoloridos con el envejecimiento, sin que usted tenga la culpa.

El blanqueamiento no es una varita mágica

Desafortunadamente, si usted tiene el esmalte fino, el blanqueamiento puede no ser la mejor solución para su problema; de hecho, podría empeorar. Los productos químicos utilizados en los tratamientos de blanqueamiento pueden causar sensibilidad en aquellos dientes que tienen capas muy finas de esmalte.

En el blanqueamiento dental se ha eliminado de forma gradual la lámpara de blanqueamiento (utilizada tradicionalmente para acelerar el proceso del blanqueamiento). Los estudios han encontrado que el calor adicional puede causar que los dientes se deshidraten, dando una mayor sensibilidad y siendo sus beneficios reales para los resultados mínimos.

El blanqueamiento tampoco cambia el color de las coronas o empastes, por lo que si se ha realizado un trabajo previo en los dientes naturales, puede que no sea una buena opción para usted.

Dejando de lado los aspectos negativos, también es importante ser realista sobre los resultados que puede lograr el blanqueamiento dental. Usted puede esperar aclarar las oscuridades, pero el resultado dependerá de su color inicial. Si tiene dientes grisáceos por naturaleza, por ejemplo, se aclararán un poco, pero no conseguirá de pronto una sonrisa blanca como el hielo. Además, si tiene un color de diente desigual, por ejemplo, manchas blancas, el blanqueamiento no igualará el color y podría hacer que las diferencias sean más evidentes.

Explorando otras opciones

Si no le gusta el color de sus dientes, hay otras opciones además del blanqueamiento. En primer lugar, si tiene manchas en el esmalte, debería hacerse una limpieza dental. La mayoría de las manchas superficiales se pueden eliminar de esta manera, volviendo a su color original.

El blanqueamiento no es una varita mágica

Si su color natural no le agrada o si se le ve la dentina puede cambiar el color de sus dientes de forma fiable con carillas o coronas de porcelana. Mientras que esto puede ser un poco más de una inversión en dinero y tiempo, con los avances tecnológicos, las carillas ultra delgadas a veces pueden ser colocadas en tan solo dos visitas. Con la porcelana usted tiene el control total en la elección del tono que desea.

El beneficio adicional de las carillas y coronas es la oportunidad que ofrecen para mejorar otros aspectos estéticos de su sonrisa. Por ejemplo, si tiene dientes astillados, desalineados o desiguales, todo esto se puede arreglar al mismo tiempo sin coste adicional.

Explorando otras opciones

La dentista de Ocean Clinic, Nina King, nos dice: “Aunque hacemos el blanqueamiento aquí en la clínica, lo hacemos cada vez menos ya que a menudo no se obtienen los resultados prometidos. Los pacientes tienen altas expectativas estéticas y encontramos que un enfoque más integral, que utiliza la porcelana para las carillas o coronas, es a menudo una mejor manera de dar a los pacientes lo que realmente están buscando”.

Para encontrar la mejor opción de tratamiento para usted, contacte a Ocean Clinic para una consulta sin compromiso. Para ver qué tan buena puede ser su sonrisa, siga a nuestra dentista @drninaking en Instagram.

Archivado en:
Cookies