Balón gástrico

Balón Gástrico una manera de perder peso de forma segura. Un balón gástrico es un globo que se inserta en el estómago del paciente para perder peso.

Balón gástrico

¿Qué es el balón gástrico?

Un balón gástrico es un globo de silicona relleno con unos 500-700 mililitros de solución estéril, que se inserta en el estómago del paciente para ayudarle a perder peso. El balón ocupa casi la mitad del estómago, así que no queda mucho espacio para la comida, es decir, el paciente se sentirá saciado rápidamente.

¿Quiénes son los mejores candidatos para el tratamiento del balón gástrico?

El balón puede usarse de dos formas. La primera es para los pacientes con obesidad severa, es decir, con un índice de masa corporal de 34 o más. Pueden usar el balón para perder peso antes de una operación de bypass gástrico, donde quitan parte del estómago. Hay que ponerlo para la operación porque el riesgo aumenta cuanto más se pesa.

La otra forma en la que se usa es para ayudar a los pacientes con sobrepeso moderado a los que les cuesta perder peso. El balón está indicado para pacientes con índice de masa corporal de 28 o más quienes, con el balón, pueden perder entre 10 y 15 kilos en seis meses. En ese tiempo, se tiene que estar al tanto de lo que se come o se bebe. Ayuda a focalizar la nutrición y empezar a cambiar sus hábitos alimenticios.

Balón gástrico

¿Cómo se realiza el tratamiento del balón gástrico?

El tratamiento se realiza en el hospital porque necesitamos proteger las vías aéreas del paciente cuando se inserta o quita el balón, necesitándose anestesia general. La operación implica dos gastroscopias, una al poner el balón y otra al quitarlo a los 6 meses. Estas gastroscopias (o endoscopias superiores) duran una hora y cuando se despierte, sentirá que ha tenido un buen sueño.

¿Hay algún riesgo?

El balón que usamos está en el mercado desde hace muchos años y es seguro hasta los 6 meses. Tras estos seis meses, se quita ya que si está más tiempo, se puede romper.

El balón se llena con un líquido azul y si se rompe, este líquido aparecerá en la orina del paciente, así que se sabrá inmediatamente que se ha dañado y se podrá quitar. El riesgo está en que el balón vaya al intestino donde puede causar un bloqueo, pero esto raramente suele ocurrir.

¿Puedo sentir el balón dentro de mi estómago?

Al principio la gente dice que sí, pero después de un par de días, cuando se asienta en el punto exacto, no se sentirá más. Los pacientes solo saben que empiezan a comer algo y después de tres cucharadas, están saciados. No tienen más ganas de comer y así es como funciona.

¿Con qué rapidez se pierde peso?

Inmediatamente. Los pacientes pierden peso cada día, entre medio kilo y un kilo por semana. La gente se entusiasma, pero eso es la parte fácil; lo duro es cambiar su estilo de vida y comprender cómo mantener el peso después de quitar el balón.

Balón Gástrico un globo en el estómago del paciente. Ocean Clinic Marbella.

¿Deben los pacientes tener una dieta estricta que los debilite o tenga algún otro efecto secundario?

No. Incluso los estómagos pequeños tienen suficiente espacio para estar alimentados. Se realizan analíticas después de 4-6 semanas para ver que no hay descompensación y hay chequeos continuos para asegurarnos que comen bien y que tienen todos los nutrientes.

¿Cuándo se quita el balón vuelve el apetito al instante?

Sí. Se suele coger un poco de peso cuando se quita el balón. Es importante que los pacientes aprendan cómo comer bien, controlar la comida y hacer ejercicio en los seis meses para mantener después el peso perdido.

¿Ayuda a las personas a adquirir un estilo de vida sano?

En los chequeos explicaremos qué comer y cuándo. No tienen que contar calorías, lo importante es que tenga una dieta equilibrada de comida fresca y no procesada.

Si es necesario podemos organizar a un entrenador personal y nutricionista para ayudar al paciente con su dieta. Podemos organizar también un psicólogo. Algunos pacientes necesitan más que otra cosa aprender cómo controlar la ansiedad o deseo de comer.

El balón da al paciente seis meses para cambiar sus hábitos. Después de ese tiempo, si no están listos para continuar solos o quieren alargarlo un poco más, antes del bypass gástrico, tienen la opción de otro balón gástrico.