transferencia de grasa

La transferencia de grasa permite usar la propia grasa del paciente en vez de rellenos.

La transferencia de grasa Ocean Clinic Marbella Málaga

Los usos se cuentan por miles: restauran el volumen de la cara, aumentan los labios, rellenan las arrugas, suavizan las ojeras, hasta aumentan los pechos, pareciendo más naturales. Durante su tiempo como cirujano, el Director de Ocean Clinic, el doctor Kaye, ha visto muchos tratamientos que van y vienen; sin embargo, hay una nueva técnica que dice que revoluciona el mercado: la transferencia de grasa. El doctor Kaye nos puso al día sobre este procedimiento tan interesante.

¿Por qué es mejor la transferencia de grasa que los rellenos?

El principal beneficio de esta técnica está en su uso “comparable”: reemplazar la grasa perdida con grasa de otra parte del cuerpo es mejor que usar productos sintéticos. La grasa contiene células madres vivas que pueden formar nuevas conexiones con vasos sanguíneos una vez trasplantada. Los resultados son mejores porque las células no solo rellenan, sino que también rejuvenecen. Los resultados son más naturales y duran más tiempo.

¿Cuánto duran los resultados?

Algunas personas piensan que la transferencia de grasa es solo temporal, pero no es así. Resonancias magnéticas han mostrado que, con la técnica apropiada, la grasa trasplantada persiste mucho tiempo pues es un tejido vascularizado, vivo en el lugar receptor. Reabsorbemos cierta cantidad en las tres primeras semanas. Son células vivas y encuentran conexiones a los vasos sanguíneos; algunas mueren, pero las que se conectan viven como células de grasa. El porcentaje de grasa trasferido que sobrevive varía entre el 40% y el 60%; sin embargo, la grasa que perdura tras 6 meses se queda para siempre.

¿De dónde se obtiene la grasa y cómo se hace?

La grasa normalmente se suele obtener del estómago, caderas, muslos o flancos, ¡la mayoría tenemos aquí en abundancia! Además, la grasa en esta zona suele persistir, aun cuando se pierde peso. Se espera que cuando la grasa se transfiere a su nuevo sitio, se comportará de la misma manera. La grasa se extrae con una cánula de liposucción muy fina y con forma de aguja para quitar pequeñas cantidades de grasa, o grandes, si el paciente lo combina con una liposucción o si se pide más cantidad. En este caso, la grasa se “atrapa” en un recipiente conectado a la cánula, donde se esteriliza para ser usada. Es importante saber que la grasa no se puede trasplantar cuando se usa la técnica de liposucción asistida por láser y ultrasonido porque esta energía destruye las células.

¿Cómo se trasplanta la grasa a otro lugar?

La grasa se prepara para volver a introducirse en el cuerpo; se transfiere a una pequeña jeringa que permite una inyección más meticulosa y precisa. Se coloca una cánula especial para inyectar grasa a la jeringa y la punta se inserta en el lugar, inyectándose pequeñas gotitas de grasa; es un procedimiento muy preciso. Si se introducen grandes cantidades pueden endurecerse y calcificarse. Además, así aseguramos que las células reciban sangre y sean un tejido permanente. En la zona de la inserción no quedan cicatrices.

¿Cuánto dura la recuperación?

El periodo de recuperación dura entre 7 y 14 días, con hematomas e hinchazón, en particular si se ha tratado la zona del ojo. El sitio donante también tendrá hematomas que puede durar hasta 21 días donde también habrá una pequeña cicatriz. La hinchazón de la cara puede desfigurar un poco el rostro, pero desaparece a las pocas semanas, así que recomendamos pedir días en el trabajo. Gracias a dios, el malestar es mínimo en la transferencia de grasa.

¿Hay efectos secundarios?

Como cualquier cirugía, hay riesgos y/o efectos secundarios. Estos pueden ser: infección, hemorragia, reabsorción de la grasa, calcificación de la grasa y necrosis de la grasa. Los riesgos se pueden mitigar eligiendo un buen cirujano con mucha experiencia en trasplante de grasa.

¿Cuánto es el coste en comparación con los rellenos?

Los rellenos son caros, si usted necesita 5-6 ml para la cara, le costará alrededor de 2000€ cada 8 meses. Sin embargo, con la grasa, puede tener 20/30 ml o lo que necesite y el precio es el mismo. Una transferencia de grasa en la cara cuesta alrededor de 1250€.

¿Qué aplicaciones tiene?

Las zonas más populares son los pómulos, los labios, la sien, los ojos, los pliegues nasolabiales, pecho, culo y parte superior de las manos. Podemos usarlas en zonas que eran difíciles de tratar antes, como la zona bajo los ojos o para cirugía reconstructiva. Por ejemplo, para tratar las deformidades de la liposucción, estimular las heridas no curadas o crónicas, o atrofias faciales después de tratamientos no invasivos agresivos o tratamientos de láser para arrugas. De hecho, el doctor combina la transferencia con otros procedimientos faciales porque ofrecen ambos una mejora en el volumen de los tejidos blandos, además de mejorar la calidad y vitalidad de la piel.